Consideraciones generales sobre nuestros vinos

En primera instancia es necesario remarcar que la elaboración de un buen vino comienza desde el viñedo. Aquí hay cuatro factores que intervienen para poder llegar a vendimiar una uva realmente madura, capaz de reflejar toda la potencialidad de la variedad: cepa, suelo, clima y manejo del viñedo.



Cepa:

Nuestra Bodega cuenta con variedades de alta, calidad, sobre todo tintas de origen francés y particularmente se destaca por su emblemático Tannat. Entre otras contamos con Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Merlot, Marselan, Syrah y Chardonnay.

Suelo y Clima:

Nuestra región cuenta con la particularidad de sus suelos arcillo calcáreos, característico de Paysandú.La composición del suelo se ve reflejado directamente en las particularidades de los vinos.

El clima incide en forma similar, horas luz, temperaturas y lluvias condicionan la maduración. Paysandú permite un largo ciclo vegetativo permitiendo que las variedades mencionada arriben a su máximo estado de maduración e incluso sobre maduración.

Manejo del viñedo:

Desde e1 sistema de conducción hasta los tratamientos fitosanitarios inciden, en la calidad de la uva.
Nuestros viñedos se encuentran conducidos en Lyra, sistema particularmente desarrollado en nuestro país, lo que hace de este tema un punto de diferencia con el resto de los países vitivinícolas.
Este sistema logra una mejor eficiencia fotosintética logrando una mejor conducción de la masa foliar, se obtiene mejor exposición de la fruta favoreciendo en forma importante la maduración de la misma ya que recibe más luz solar.

Maceración Carbónica:


Es un método de elaboración de vinos tintos, típico de Francia, de la región de Beaujolais.
De esta forma se obtienen vinos tintos más livianos, menos agresivos; y con una gran intensidad aromática.
El método consta en introducir en un recipiente saturado de gas carbónico la uva totalmente entera, es decir sin despalillarse. Allí permanece una semana aproximadamente. Durante esa semana se realiza una fermentación enzimática dentro de la célula de la uva, dónde se inicia el precursor aromático típico de éste método.
Luego la uva se prensa y el jugo se lleva a fermentar con temperatura controlada a otro recipiente. Luego de finalizada la fermentación alcohólica se realiza la fermentación malo-láctica.

Maceración pre fermentativa:


Se realiza dejando en contacto el jugo con las cáscaras durante algunas horas, a baja temperatura (5°C), antes de que se inicie la fermentación alcohólica con el fin de extraer precursores aromáticos. Esto se traduce en un incremento de la intensidad aromática y en su tipicidad.

Maceración Post fermentativa:


Se realiza sobre todo en vinos tintos. Cuando ha finalizado la fermentación alcohólica se deja en contacto el vino con las cáscaras durante algunas semanas.
En este caso el objetivo es lograr mayor estructura, más untuosidad, mayor estabilidad del color y más tipicidad aromática.